22

MAY
2014

Pérdidas en la empresa: medidas para evitar la disolución

En estas fechas, en las que la inmensa mayoría de las empresas deben celebrar Junta General de Socios para examinar las cuentas anuales del ejercicio 2013 (vean nuestro post “FAQ Especial Junta aprobación cuentas anuales”) y que, como consecuencia de la crisis económica muchas cuentas de resultados arrojarán pérdidas, es especialmente oportuno recordarles que, en ciertos supuestos, estas pérdidas pueden conllevar la disolución de la sociedad. A continuación les explicamos cómo actuar en estos casos y sus consecuencias.

Pérdidas acumuladas ¿dónde está el límite?:  La Ley de Sociedades de Capital establece que una sociedad deberá disolverse si las pérdidas que acumula hacen que su patrimonio neto sea inferior a la mitad de su capital social.

Por ejemplo: Si el capital de su empresa es de 100.000 € y su patrimonio neto (que por lo general coincide con los fondos propios) es menos de 50.000 € está en causa de disolución.

Caso excepcional: Pérdidas por deterioro de inmuebles: El Real Decreto-Ley 10/2008 establece que, para los ejercicios cerrados entre 2008 hasta 2014 inclusive, las pérdidas por deterioro del inmovilizado material, de inversiones inmobiliarias,  de existencias o de préstamos y partidas a cobrar no se tendrán en cuenta para el cálculo del límite de pérdidas antes explicado. Con ello se evita que las sociedades con inmuebles entren en causa de disolución por la pérdida de valor de éstos a causa de la crisis.

Si las pérdidas sobrepasan el límite legal, ¿podemos evitar la disolución?: Sí, existen dos soluciones:

1)      La aportación directa de los socios para compensar pérdidas: se trata de una aportación voluntaria y a fondo perdido para reforzar los fondos propios. Esta opción es sencilla y barata, pues basta con un acuerdo de la Junta de Socios, que deberá reflejarse en el libro de actas de la sociedad. Por tanto, no comporta ni gastos de escritura ni de Registro.

2)      Otra opción es “reequilibrar” de nuevo el capital social y el patrimonio mediante un aumento o una reducción de capital: Lo más habitual es que los socios realicen una aportación, que ya no es a fondo perdido, sino que reciben acciones o participaciones de la sociedad a cambio. Hay supuestos en los que resulta necesario, además, efectuar una reducción de capital, es lo que se denomina “operación acordeón”.

Esta opción es más compleja y comporta gastos de notaría y registro mercantil.

Atención!: Ambas soluciones sólo son válidas si la empresa no tiene problemas de liquidez –y por tanto, puede cumplir con sus obligaciones de pago- . Si esto no es posible, entonces la ley obliga a  presentar concurso de acreedores.

¿Cómo efectuar la aportación directa y el aumento o reducción de capital para “reequilibrar” capital y patrimonio?

Si bien las pérdidas, en los términos explicados, son una causa de disolución,  ésta no es automática, sino que la sociedad debe efectuar algunos pasos:

  • Convocatoria de la Junta: Es necesario que el órgano de administración convoque a los socios para decidir, alternativamente, si: (I)efectúan una aportación para compensar pérdidas; (II) aumentan o reducen el capital para reequilibrar; (III) disuelven la sociedad o presentan concurso de acreedores.

La Ley confiere a los administradores el plazo de 2 meses para convocar, pero ¿desde cuándo se cuentan esos 2 meses? La norma no lo especifica claramente, si bien los tribunales han interpretado que el plazo empieza a contar desde que los administradores, en base a la imagen real y fiel del patrimonio de la sociedad y de sus resultados, conocen que existen pérdidas que constituyen causa de disolución. Entiende la jurisprudencia que, habida cuenta que los administradores están obligados a formular las cuentas anuales en los 3 meses siguientes a la fecha de cierre del ejercicio social, se considera que en ese tiempo ya deben saber el resultado del ejercicio y, por tanto, conocer si hay causa de disolución o dificultades de liquidez que obliguen a instar el concurso de acreedores, y desde entonces tienen 2 meses para convocar la junta.

Ejemplo: Si la sociedad cierra ejercicio a 31 de diciembre, los administradores tienen hasta el 31 de marzo del año siguiente para formular las cuentas anuales, a partir de entonces empiezan a contar los 2 meses para convocar junta, plazo que termina el 31 de mayo.

  • Acuerdo de la Junta General que, tanto en sociedades anónimas como en limitadas, el acuerdo se adoptará por mayoría ordinaria, es decir  más del 50%.

Si se alcanza el acuerdo de reequilibrar el patrimonio social, ya sea mediante aportaciones de los socios a fondo perdido, o bien con un aumento o reducción de capital, basta con ejecutar el acuerdo y problema resuelto.

¿Qué ocurre si la junta no se celebra por falta de asistentes o no se consigue acuerdo de “reequilibrio”?:  En estos casos los administradores están obligados a solicitar la disolución judicial de la sociedad o el concurso de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil del domicilio social. Para hacerlo disponen de 2 meses desde la fecha en que la Junta se celebró o estaba previsto que se celebrase.

Cualquier interesado, sea socio o tercero, también podrá pedir la disolución judicial de la compañía.

¿Qué ocurre si los administradores no convocan Junta o no instan judicialmente la disolución o en concurso? En estos casos los administradores son RESPONSABLES SOLIDARIOS, junto con la Sociedad, de todas las obligaciones de la empresa que sean posteriores a la aparición de  la causa legal de disolución.

Eso significa que los administradores deberán responder con su patrimonio personal como consecuencia del incumplimiento de sus obligaciones legales.

 

No queremos terminar este artículo sin remarcar la importancia de detectar a tiempo las pérdidas que pueden conllevar la disolución de la empresa. Ello nos permitirá reaccionar  y adoptar en plazo los acuerdos de reequilibrio necesarios, salvaguardando así el negocio y la responsabilidad de sus administradores.  En ESTUDI JURÍDIC SÁNCHEZ & DE CANALS estamos a su entera disposición para resolver las posibles dudas que puedan surgirles al respecto.

 Publicado por Cristina de Canals

Comments are closed.