08

MAR
2010

Ley de Servicios de Pago: una de cal…

Antiguamente, para construir las casas se preparaba un compuesto con una
palada de cal -el más material caro y noble- y otra de arena, más abundante y por eso menos importante. De ahí viene el dicho “Una de cal y otra de arena”.

La Ley de Servicios de Pago, en vigor desde diciembre pasado, modificó las reglas de uso de los medios de pago más habituales (domiciliaciones, transferencias y tarjetas) para armonizarnos con Europa. ¿Sabe Ud. qué novedades contiene esta ley?, es más ¿sabe si le supone ventajas o inconvenientes?

Pues, como todo en esta vida, la norma nos da una de cal porque mejora la seguridad y la disponibilidad de nuestro dinero:

1) Si pierde o le roban la tarjeta o la libreta de ahorro y las usan fraudulentamente en cajeros, Ud. sólo va a responder hasta 150 €. Hasta ahora esto era una simple recomendación que casi ninguna entidad aplicaba. Además, el banco debe tener sistemas gratuitos para que Ud. pueda denunciar estos hechos y debe conservar la denuncia durante al menos 18 meses.

2) Se prohíbe que los bancos le envíen tarjetas que Ud. no ha pedido, lo cual venía siendo habitual.

3) El banco asume todos los riesgos del envío de tarjetas, códigos PIN y claves de acceso. Así que, si comete errores en el envío y quien lo recibe no es su titular, el banco es el único responsable.

4) En los ingresos en efectivo, la fecha de valor y el día de recepción del dinero deben coincidir y, por tanto, Ud. podrá disponer al instante del importe ingresado.

5) Ahora ya puede Ud. operar con una sola cuenta corriente, utilizar tarjetas de débito y domiciliar pagos en toda Europa.

… y otra de arena, que no iba a ser todo de color de rosa, pero esto lo explicaré en el próximo post y agárrense que vienen curvas: devolución de recibos, pagos con tarjeta, gastos y comisiones. Continuará …

Para más información pueden contactar por e-mail con cristina.decanals@estudi-juridic.com o bien por teléfono 93 444 11 66.

Comments are closed.